miércoles, 4 de febrero de 2015

¡Felicidades, Bich!

Supongo que a estas alturas ya os habréis enterado, pero por si acaso: hoy Bichejo cumple 40 años. El post de hoy es sobre ella y para ella.

¿Sabéis cuándo te das cuenta de que alguien se ha metido en tu vida? cuando comentas con otras personas algo que la primera persona te ha aportado. Cuando te encuentras diciendo a otros amigos "como dice mi amiga Bich...".  Y me he dado cuenta de que lo he dicho unas cuantas veces en los últimos tiempos.
 
En mi familia causó sensación tu dicho de "mujer refranera, mujer puñetera". Fliparon cuando lo oyeron, pero defendí tu honorabilidad y aseguré que no te lo habías inventado (luego te lo tuve que preguntar por si acaso, pero que conste que en principio te defendí).

El otro día le dije a alguien el reciente "hasta las uvas, todo es año". Asentimos tristemente.

Entre mis compañeras del anterior instituto extendí el bonitismo como filosofía de vida.

Hay veces que con otros amigos del mundo no-blog o no-twitter se me escapan algunas de tus expresiones (jueves del horror, bollito y cosas así) pero a veces paso de explicarlas. Y que sepas que la gente me mira raro.

Otras veces me acuerdo de cosas que dices en serio y que me han molado, con las que estoy muy de acuerdo o que me han hecho pensar. Por eso, muchas veces la frase es "como dice una amiga mía muy sabia...".

Mujer sabia porque te conoces muy bien, sabes como ser feliz, eres práctica y no dejas que la vida te amargue, a pesar de a veces llevar papeletas para ello. Sabia por esa mezcla de sentido del humor, superficialidad, diversión, experiencia, solidez y seriedad (no, no están reñidos. Los que lo piensen tienen un problema severo de amargura).

Bich, como ves, me aportas. Me has traído risas, puñeterismo del bueno, películas petardas, consejos de belleza y de los otros, cariñito a tu manera, expresiones locas, bronquitas por no ponerme hidratante, zascas, sobredosis de vips, recomendaciones de lectura, un club, unas cuantas apuestas que por ahora has perdido, mucha fe en mí, algo de coraje y muchas ganas de seguir teniéndote cerca.

Muchas felicidades, Bich. Felices 40 y los que vengan.

2 comentarios:

  1. Qué bonito. Qué bien lo hemos hecho, amiga mía. Cuánto acerté reacercándome y cuánto fallast con la primera impresión, ñañañaña

    Muchos besos

    ResponderEliminar